Una ley facilitará el ingreso de indígenas en institutos militares

Desfile: una imagen de los oficiales de la Naval en la parada militar de 2009

Proyecto: Gobierno becará a mejores bachilleres indígenas para que estudien en escuelas del Ejército, Naval y Fuerza Aérea.

Ni el poder económico ni la clase social serán obstáculo para que un joven indígena pueda estudiar en las escuelas de la Naval, Ejército o Fuerza Aérea de Bolivia y, de esa forma, cumplir su sueño de convertirse, en un futuro no muy lejano, en un almirante o un general de las Fuerzas Armadas.

Así lo confirma el proyecto de Ley de Becas para la Igualdad de Oportunidades para el Ingreso a Institutos Militares Bruno Racua, al que tuvo acceso La Prensa, que indica que los gastos de los estudios de los mejores bachilleres de los 36 pueblos indígenas de Bolivia deberán ser pagados por el Estado, a través de becas.

De esa forma, los mejores escolares egresados podrán instruirse en el Colegio Militar del Ejército Coronel Gualberto Villarroel, el Colegio Militar de Aviación Teniente Coronel Germán Busch y en la Escuela Naval Militar Ronald Monje Roca.

El autor de este proyecto, el diputado del MAS Lucio Marca Mamani, recordó que en la actualidad existe un programa de becas, que marcha desde hace cinco años, con el Colegio Militar del Ejército Coronel Gualberto Villarroel, para que jóvenes bachilleres indígenas puedan estudiar allí.

No obstante, ese programa de ayuda militar se ejecuta a través de un decreto supremo, pero con la aprobación de esta norma tendrá rango de ley. Además permitirá otorgar becas a los jóvenes indígenas para que puedan graduarse en la Naval y la Fuerza Aérea.

“Por ejemplo, la Naval tiene toda la voluntad de admitir la presencia de los indígenas. Además, el artículo 14.I de la Constitución Política del Estado señala: ‘Todo ser humano tiene personalidad y capacidad jurídica con arreglo a las leyes y goza de los derechos reconocidos por esta Constitución, sin distinción alguna’”, afirmó el legislador tras destacar que esta normativa también servirá para evitar la discriminación por el apellido, el colegio donde se estudió o el lugar de procedencia del postulante a los institutos militares.

“El fin de la discriminación en las instituciones militares será paulatino, por los antecedentes no es posible que sea de inmediato, pero esta ley ayudará mucho para lograr ese objetivo”, sostuvo el diputado masista.

“Un joven indígena que estudia en la Naval, al estar en igualdad de condiciones que otro compañero, ya no podrá ser discriminado por su grupo social, poder económico, el apellido o la familia. Hubo casos de un joven que, siendo de la misma raza, pero por no tener un apellido de la ‘rosca’ militar, no podía ingresar”, apuntó el diputado.

Con el apoyo de esta ley de igualdad de oportunidades, un joven indígena que estudia en la Naval podrá llegar a ser un almirante u optar a cualquier cargo propio de un marino.

El proyecto cuenta con cinco artículos. El primero precisa que el fin de esta iniciativa es premiar el esfuerzo académico y facilitarles el acceso directo a la carrera militar a todos los varones y señoritas provenientes de los pueblos indígenas. Esos jóvenes no requerirán contar con un financiamiento económico, sino que el Estado deberá subvencionar los cinco años de estudios.

La reglamentación, que estará a cargo de las Fuerzas Armadas, determinará el número de becas por pueblo indígena originario, informó el legislador oficialista. El proyecto será presentado a la Asamblea Legislativa Plurinacional en enero de 2011.

“Históricamente, los indígenas no tuvieron la posibilidad de estudiar en las Fuerzas Armadas, pero por mandato de esta ley tendrán presencia en estas instituciones militares”, finalizó el asambleísta.

“Las becas deben ser para todos”

El proyecto de Ley para la Igualdad de Oportunidades para el Ingreso a Institutos Militares de las Fuerzas Armadas Bruno Racua no sólo debe de otorgar becas a los jóvenes bachilleres indígenas para que estudien en las escuelas de oficiales del Ejército, Fuerza Aérea y Naval, sino también debe incluir a los jóvenes bachilleres que representan a los nueve departamentos del país y que no son indígenas pero quieren ser militares y no pueden hacerlo por factores económicos.

Así lo confirmó a La Prensa el ex comandante del Ejército y senador del partido de oposición Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN) general Marcelo Antezana, tras aseverar que toda iniciativa legislativa que busca la igualdad de oportunidades “es buena y será bien recibida por las Fuerzas Armadas”.

“Si esta iniciativa se llega a consolidar, vamos a tener la oportunidad de aportar en su perfeccionamiento y apoyarla para enriquecerla. Creo que todos los sectores sociales de cada departamento o región del país deben tener la oportunidad de contar con un representante en cualquier institución castrense, al igual que lo tendrán los jóvenes indígenas”, argumentó.

El senador Antezana aceptó que existen muchos requisitos, entre ellos los económicos, que tienen que cumplir los padres para que sus hijos estudien en las Fuerzas Armadas y que esta iniciativa ayudará mucho.

Los cinco artículos del proyecto de ley

1. Artículo Primero (De la finalidad): El programa tiene por finalidad premiar el esfuerzo académico y facilitar el acceso para la formación en la carrera militar a aquellos jóvenes y señoritas provenientes de los pueblos indígenas de Bolivia y que con dificultades económicas observen un buen rendimiento en el área académica y tengan inclinación por la carrera de las armas.

2. Artículo Segundo (Del objeto): El programa promueve y coadyuva a la formación educativa, cultural y profesional de jóvenes y señoritas que en libertad y de manera voluntaria elijan la carrera.

I. Promover y apoyar a estudiantes de pueblos indígenas en la realización de estudios en los institutos de formación militar de las Fuerzas Armadas.

II. Estimular la educación y la formación profesional de bachilleres destacados del área rural.

III. Promover la participación activa de jóvenes y señoritas provenientes de los pueblos indígenas en las Fuerzas Armadas, principalmente en institutos de formación superior, con el objetivo de impulsar prácticas multiculturales, promoviendo la integración, el respeto y el conocimiento de diferentes prácticas, usos y costumbres de los pueblos indígenas originarios de Bolivia.

3. Artículo Tercero (De ámbito de aplicación): La convocatoria estará dirigida a los jóvenes y señoritas bachilleres indígenas y originarios que deseen ingresar a los diferentes institutos militares de formación de las Fuerzas Armadas, en igualdad de oportunidades económicas y educativas. Siendo cada instituto de formación militar que a continuación se detallan:

– Colegio Militar del Ejército Coronel Gualberto Villarroel,

– Colegio Militar de Aviación Teniente Coronel Germán Busch,

– Escuela Naval Militar Almirante Ronald Monje Roca.

4. Artículo Cuarto (De la reglamentación): Para la efectiva aplicación de la presente ley, deberá elaborarse el reglamento en un plazo no mayor a los 60 días.

5. Artículo Quinto (De la convocatoria): Será conjuntamente a la convocatoria al primer escalón del Servicio Militar Obligatorio.

La Prensa


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »