UMSA pagará Bs 445 millones para despedir a 4.500 personas

La UMSA se prepara para recibir a docentes con las nuevas reglas.

La Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) planea despedir a 4.500 personas y pagarles 445 millones de bolivianos por sus finiquitos.

La rectora de ese casa de estudios superiores, Teresa Rescala, explicó que se hará una reestructuración para nivelar los salarios de sus trabajadores, es decir, para reducirlos. Esto implica el “despido indirecto”. Se estudia, complementariamente, cómo lograr una continuidad laboral para el personal.

Indicó que hay dos propuestas. La primera -hecha por la Federación de Administrativos- plantea indemnizar a todo el personal: trabajadores administrativos y docentes, que suman 4.500, para lo que se requiere 445 millones de bolivianos.

La segunda opción -propuesta por la Federación de Docentes de la UMSA- consiste en finiquitar sólo al 40% de los 2.000 docentes, para lo que se necesita entre 230 y 240 millones de bolivianos.

En esta propuesta se indemnizaría sólo a los docentes que, pese a los años de antigüedad y a sus méritos, no pueden ganar más de 15.000 bolivianos.

Resaltó que aún se analiza la parte legal y financiera de las dos propuestas, y la que sea escogida estaría sujeta a la aprobación del Ministerio de Trabajo y del de Economía y Finanzas, de los que la UMSA aún espera respuesta.

En la gestión 2010 ya se hizo similar reestructuración en las universidades públicas de Santa Cruz, Tarija y Sucre.

Las reestructuraciones se originan en las “distorsiones en la planilla presupuestaria” de la universidad.

Rescala señaló que el origen de la distorsión se inició en 2006 con la aplicación del Decreto de Austeridad, que establece que ninguna autoridad del Estado debe percibir un salario superior de 15.000 bolivianos.

“La rectora gana igual que un docente de mérito de tiempo completo, estamos llegando al tope y ya no hay una curva sino una recta”, explicó Rescala como ejemplo de la distorsión.

Sin embargo, resaltó que nadie gana más que el Presidente del Estado, pero lo que sí hay es que los salarios no son proporcionales a la carga horaria, tal como establece la Ley Financial.

Por ello, indicó que es necesario modificar la escala salarial con una reducción o despido indirecto del personal.

“Las personas que sean despedidas en este marco tendrán la opción de ser reincorporadas con la nueva escala salarial”.

Presupuesto y plazos

Respecto al presupuesto de las indemnizaciones, Rescala dijo que para la primera opción, que requiere 445 millones de bolivianos, la UMSA podría cubrir el 40% con los ahorros que tiene.

Indicó que para el resto se necesitaría el aval del Ministerio de Economía para obtener un préstamo bancario, previa evaluación de la capacidad de pago que tiene la institución.

En este caso, el pago de la indemnización podría realizarse en abril.

En caso de optar por el pago sólo a los docentes, que le costaría 240 millones de bolivianos, se haría de forma escalonada entre cuatro y siete meses.

La modificación

Rescala explicó que a partir de la modificación de la escala salarial la forma de calcular la antigüedad docente ya no podría alcanzar a ganar el 100% de los salarios en el lapso de 25 años, como señala la Ley General del Trabajo, sino sólo el 50%.

La UMSA no aceptará ser parte del Programa de Desempeño, el cual calcula la antigüedad sobre tres salarios mínimos, como señala el decreto 21060. La autoridad aseguró que sería “atentar contra la autonomía de la UMSA”.

Página Siete


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »