Para las juntas escolares, el ministro desconoce la realidad

Colegios en mal estado en El Alto Según Machaca, el aporte de los padres es importante para que escuelas ‘no se caigan’ .

n Ante la prohibición de que los padres de familia, sobre todo de alumnos nuevos, realicen “aportes voluntarios” a las juntas escolares con la finalidad de ejecutar labores de mantenimiento a las unidades educativas, tres dirigentes coincidieron en señalar que el ministro de Educación, Roberto Aguilar, “desconoce la realidad”.

“Los padres de familia construimos muros, pintamos paredes, arreglamos los bancos, colocamos vidrios y sólo con el aporte que se realiza cada año es posible mejorar, en algo, el estado de nuestros establecimientos para que no se caigan”, aseguró Teodoro Choque, presidente de la junta escolar de la unidad Martín Cárdenas en Villa Adela.

Juan Carlos Kantuta, vicepresidente del colegio José Ballivián de la zona Alto Lima, dijo que pese al lamentable estado en que se encuentra el colegio, este año los padres de familia no realizarán aportes económicos para infraestructura; sin embargo, los de alumnos nuevos están aportando con vidrios, cemento y otro material de construcción.

“Si no fuera por el aporte de los padres, ya sea en dinero o en material, sería imposible realizar alguna mejora al colegio, porque el Alcalde pese a ser vecino de la zona, no se acuerda de los colegios”, expresó Kantuta.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, y el viceministro de Educación Regular, Iván Villa, insistieron a lo largo de la primera semana de inscripciones que el registro de alumnos en todos los establecimientos del país es gratuito y que está prohibido el cobro de recursos adicionales por parte de las juntas escolares para tareas de refacción.

Villa anunció la creación de un fondo con ese fin y Aguilar dijo que los directores podrían ser echados por infringir la norma. “Los directores no tienen nada que ver en el tema, los padres de familia decidimos en una asamblea cuál será el aporte y por tanto con seguridad que saldremos en su defensa si el ministerio pretende sancionarlos”.

Cristina, madre de tres hijos que estudian en el colegio Ballivián, aseguró que “antes de prohibir, el ministro debería ver la realidad de nuestros establecimientos y mejorar la situación”.

Alfonso Machaca, presidente de la junta escolar de la unidad educativa Bautista Saavedra, señaló que en otras escuelas de la zona hay niños que pasan clases sentados sobre adobes. El dirigente Kantuta recordó que las juntas escolares tienen previsto, el 27 ó 28 de enero, realizar una marcha de protesta a la sede de gobierno para exigir mayor compromiso con la educación.

Gestión de  la alcaldía

Un reporte de la Alcaldía de El Alto da cuenta de que en la gestión 2010 se construyeron 324 aulas, de las cuales 204 corresponden al programa “Mil aulas”, 70 fueron ejecutadas con dinero del municipio y otras 40 se encuentran en ejecución con el apoyo de la Misión Alianza Noruega (MAN). Adicionalmente, con Bs 4 millones, se entregaron 11.800 unidades de mobiliario escolar (mesas y sillas) en beneficio de más de 12 mil estudiantes de 205 establecimientos.

El reporte añade que la Alcaldía entregó equipos de computación, instrumentos musicales y equipos de sonido a diferentes unidades educativas. La adquisición demandó la ejecución de Bs 1,3 millones provenientes de fondos municipales. Se compraron 160 computadoras, 860 piezas de instrumentos musicales, entre tambores, platillos trompetas y otros.

Para este 2011, el gobierno del Japón comprometió la construcción de seis aulas en la escuela Solidaridad del Distrito 5 de esa ciudad.

La Razón


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »