Al menos 12% de 322 legisladores sólo cursó hasta la secundaria

Debate. Senadores durante una de las sesiones legislativas del 2010.

Al menos el 12 por ciento (41) de 332 legisladores, entre titulares y suplentes, cursaron estudios entre primaria y secundaria, según estudio de la ONG Amupei. La oposición dice que hay poca preparación en asambleístas del MAS y éstos afirman que tienen experiencia política.

La ONG, dedicada a capacitar a los asambleístas, hizo una encuesta entre septiembre y octubre del 2010 sobre el grado de instrucción entre 99 asambleístas. De este total, 41 encuestados revelaron que sus estudios  llegaron a primaria y en otros casos sólo hasta el nivel secundario. 

La responsable de Seguimiento e Incidencia de Amupei, Lorena La Mar, informó que vieron que es necesario capacitar a los parlamentarios, por lo que desde el 2010 los  asesoran y capacitan a través de  la Escuela de Fortalecimiento del Ejercicio Parlamentario en áreas como democracia y ciudadanía, gestión parlamentaria, manejo de medios y agenda de género. Otra institución que ofrece capacitación es la Fundación de Apoyo al Parlamento y a la Participación Ciudadana (Fundappac).

Su director, Armando de la Parra, diputado entre 1989 y 2002, sostiene que hay limitaciones y falencias en gran parte de los legisladores en temas como economía y conocimiento legislativo. “El 95 por ciento de los asambleístas son nuevos, nunca han tenido experiencia”, consideró el ex diputado. Se eligió 260 diputados, entre titulares y suplentes, y 72 senadores, entre titulares y suplentes, en las elecciones de diciembre 2009.

Según el estudio, el 20,21% de los asambleístas consultados tiene estudios de técnico medio superior; el 20,20% estudios superiores; el 4,4% no respondió y el 2,2% afirmó tener otro tipo de formación.

En noviembre del año pasado, La Razón publicó una nota en la que se estableció, a partir de declaraciones de los propios parlamentarios, que unos 24 de 130 diputados, entre oficialistas y opositores, generan debate en la Cámara Baja.

El bajo perfil del resto fue atribuido al límite de tiempo en el debate en el hemiciclo, a la cantidad de asambleístas y al poco interés de los medios de prensa en ellos.

Para la diputada de la opositora Convergencia Nacional (CN), Norma Piérola, los datos mostrados por Amupei evidencian la escasa preparación intelectual en asambleístas del oficialismo. En su criterio, esto genera asambleístas “fáciles de convencer”, “levantamanos” y “sin poder de decisión”.

La diputada Elizabeth Reyes, de Unidad Nacional (UN), recordó que la Asamblea desde el 2010 tiene una nueva configuración social y política. “Está compuesta por sindicalistas, gremialistas, campesinos y líderes indígenas con poco conocimiento legislativo”, expresó. 

Mónica Novillo, de la Coordinadora de la Mujer, informó que también apoyan en la capacitación de los legisladores. “Es, básicamente una revisión del marco constitucional, legislación, profundización de temas que tienen que ver con la  modificación de la estructura del Estado y el rol que juegan los asambleístas en la actualidad”, recordó.

En Diputados están representadas el Movimiento Al Socialismo (MAS), con 89 diputados (incluidos el Movimiento Sin Miedo); Convergencia Nacional (CN), con 36; Unidad Nacional (UN) con tres, y Alianza Social (AS) con dos.

La diputada del oficialismo, Emiliana Ayza, afirmó que si bien los asambleístas no tienen conocimiento preciso éste es sustituido por la experiencia política. “No somos incapaces, al contrario somos capaces de construir leyes”, respondió la legisladora. El diputado Franklin Garvizu reconoció que no tienen experiencia legislativa. “El trabajo legislativo se aprende poco a poco”, sostuvo.
Oratoria, medios e internet

La capacitación a los legisladores no sólo es en áreas del derecho, economía o en procedimientos legislativos, sino también se imparten talleres en oratoria, relación con los medios de comunicación y manejo de la red de internet. La Asamblea firmó el 2010 un convenio con la Universidad Andina para la capacitación de los asambleístas en el área legislativa.
Asambleas Regionales

El trabajo de fortalecimiento legislativo no sólo alcanza a parlamentarios de la Asamblea Legislativa, sino también se extiende hasta las asambleas legislativas departamentales. Según Armando de la Parra, de la Fundación de Apoyo al Parlamento y a la Participación Ciudadana (Fundappac), el año pasado se impartieron cursos de capacitación en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz, Beni y Pando.

“Básicamente los temas son de economía y conocimiento legislativo, aunque pueden variar. El año pasado capacitamos en Cochabamba en el tema del Presupuesto Público”, informó. Las asambleas departamentales iniciaron su labor legislativa a finales de mayo del 2010. Los asambleístas denunciaron malas condiciones de trabajo porque no contaban con oficinas o personal de apoyo como asesores.

Mónica Novillo, de la Coordinadora de la Mujer, explicó que los representantes  regionales también pueden participar de sus cursos de capacitación para conocimiento de los procedimientos y técnicas legislativas. “Los talleres de formación política se replicaron en Santa Cruz, Cochabamba, La Paz y Potosí”, recordó.Los cursos, sostuvo Novillo, son impartidos por expertos en temas legislativos o ex funcionarios del Congreso. También se dictan cursos y talleres de liderazgo no sólo  a los representantes de la sociedad, sino también a sus asesores.


La Asamblea Legislativa reemplazó al ex Congreso
Por mandato de la Constitución Política del Estado, la Asamblea Legislativa reemplazó al ex Congreso. Está compuesta por 36 senadores y 130 diputados titulares, además de sus suplentes. Cuatro partidos políticos integran ese órgano del Estado: el Movimiento Al Socialismo (MAS), Unidad Nacional (CN), Convergencia Nacional (CN) y Alianza Social (AS).


Reformas permitieron ingreso de más mujeres a Asamblea
Los resultados electorales del 6 de diciembre de 2009 permitieron el ingreso de un mayor número de mujeres a la Asamblea Legislativa. Se alcanzó un total de 50  mujeres: 17 (47%) en el Senado y 33 (25) en Diputados. Se superó así el mayor porcentaje de participación femenina alcanzado el año 2002, con 18,5% en Diputados y 14,81%, en el Senado.

La Razón


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »