Iglesia observa tres puntos del proyecto de Ley de Educación

Cambia la educación boliviana La Iglesia Católica presentó, este lunes, a la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados tres observaciones puntuales al proyecto de Ley de Educación Avelino Siñani-Elizardo Pérez, respecto a la necesidad de respetar la institucionalidad de la Norma Católica que forma a profesores de Religión, los colegios de convenio y no abolir de la currícula la materia de religión y moral, tal como propone el proyecto de ley del gobierno.

Los arzobispos de La Paz, monseñor Edmundo Abastoflor, Cochabamba monseñor Tito Solari, monseñor Oscar Aparicio, además de representantes de la Comisión de Educación de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEPB) se hicieron presentes en la Comisión de Educación de la Asamblea Legislativa para dar a conocer sus observaciones en torno a la Ley.

Monseñor Oscar Aparicio informó que las observaciones están en torno a la Normal Católica, las unidades educativas de convenio y el aspecto referido a la materia de Religión y Moral. "Son estos tres temas que nos preocupa y que los hemos expuesto a la comisión que creemos que es importante para seguir sirviendo a nuestro pueblo y la comunidad católica", sostuvo.

No obstante la Comisión de Educación de Diputados aprobó en sus estaciones Grande y Detalle, el proyecto de Ley Educativa tal como fue remitida por el Ejecutivo, sin modificaciones, pues no se tomó en cuenta las observaciones de la Conferencia Episcopal Boliviana.

En el tema referido a la Normal Católica advirtió la intención del Gobierno de suspender su funcionamiento. "Se dice que pudiera no seguir funcionando. Nosotros creemos que es importante el servicio que estamos haciendo; son 65 años de la Normal Católica y por tanto queremos seguir en esta formación no sólo de los profesores de Religión sino una Normal que tiene las distintas asignaturas y que creemos que es importante", dijo Monseñor Aparicio.

El tema de los colegios de convenios la Iglesia plantea que se mantenga la "auto-gestión" que permita elegir al personal. "Son casi medio millón de alumnos y que benefician a sectores empobrecidos, por lo tanto creemos que es fundamental que se pueda seguir con esta enseñanza. Nosotros podemos tener la posibilidad de hacer el nombramiento del director y personal, hay una ambigüedad que queremos puntualizar y hacer más específico y queremos que sea puntual. Sería extraño que se designe un director que no tiene una confesión religiosa", preciso monseñor Aparicio.

La Iglesia expresó su preocupación por la anunciada abolición de la materia de Religión que será sustituida por la asignatura de Religiosidad e interculturalidad. "Nos interesa que se especifique y se trate de la religión católica que no es exclusiva ni única pero frente a una mayoría de población boliviana que profesa la religión católica tenemos un derecho de enseñar y que sea la religión católica la que se enseñe".

A su turno Monseñor Tito Solari recordó que son precisamente las escuelas de convenio las que prestan sus servicios a los sectores más empobrecidos del país. "Son escuelas fiscales, publicas donde van todos los jóvenes. Cuál es la diferencia, la diferencia es que la entidad religiosa que la administra tiene un carisma especial, una vocación para eso, tiene experiencia de decenas de años de enseñanza y toda una riqueza y tradición de poder ofrece su característica de enseñar".

Monseñor Solari aseguró que la condición fundamental es tener cierta autonomía de gestión que el director de la escuela pueda tener una relación con la iglesia y otras entidades d la Iglesia, es todo un sistema de apoyo.

El arzobispo de La Paz, Monseñor Edmundo Abastoflor, fue contundente al afirmar que la Iglesia Católica "no está buscando privilegios. Lo que hemos venido a proponer son cosas que entran dentro del ámbito de la CPE y dentro del proyecto de la Ley en el sentido de que buscamos que haya un mayor acceso a la educación de niños, jóvenes que unos y otros puedan tener esas posibilidades, la Iglesia apoya y ayuda en tantos establecimientos y tantas partes del país.

"Si enseñamos religión católica en los establecimientos es con todo el respeto a la diversidad de creencias y cultos, hace mucho tiempo hemos dicho también las otras iglesias o pueblos originarios tiene todo el derecho a tener su propia formación para su gente, para la gente que dice: Yo tengo esta espiritualidad, o, tal religión y la respetamos y pensamos que debe ser así", manifestó.

Monseñor Abastoflor dijo que el Estado tiene la responsabilidad junto con la sociedad de dar una buena educación a todos, "si bien esa educación es única en lo fundamental tiene que ser también pluralista y dejar algunos espacios para formas de complementar esa educación para el bien de todos y la iglesia va ayudando así".

La Conferencia Episcopal de Bolivia, a través de la Comisión de Educación administra 1.500 unidades educativas de convenio que benefician a 445 mil estudiantes de bajos recursos económicos y se absorben algo más de 30 mil profesores en todo el país.

El Deber


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »