Seis de cada 10 empleos para los jóvenes tienen como rasgo la informalidad

Para sobrevivir económicamente, las y los jóvenes en el país recurren principalmente a trabajos asalariados (49%) y al apoyo familiar no remunerado (30%); los cuentapropistas son un 16% y los que asumen roles de empleadores o patrones superan el 2%. A nivel de América Latina y el Caribe, seis de cada 10 empleos para jóvenes de entre 15 y 24 años de edad están en la informalidad.

El panorama de América Latina muestra que “seis de cada 10 empleos disponibles para los jóvenes en este momento son en condiciones de informalidad”, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el informe “Formalizando la informalidad juvenil” que describe a los puestos de trabajo para este sector poblacional como “de mala calidad y escasa productividad, con salarios bajos, sin estabilidad ni perspectivas, sin protección social ni derechos”.

A pesar de que los países asumieron políticas públicas y planes de generación de empleo digno para los jóvenes, todavía se puede considerar al 13% de los jóvenes en situación de desempleo y al 55,7% de los ocupados en empleos informales. En términos globales se cuentan 27 millones de jóvenes, insertos en el mercado laboral, que deben conformarse con fuentes de trabajo de mala calidad.Empleo juvenil en América

“Aunque se trata de un fenómeno heterogéneo, en el cual conviven diversas realidades, los datos recopilados demuestran que hay un fuerte vínculo entre informalidad, pobreza y exclusión social. De hecho, la tasa de informalidad sube hasta casi 75% entre los trabajadores de menores ingresos”, dice el informe.

El empleo asalariado tiene predominancia en 18 países de la región en promedio con más del 80% de los jóvenes dependientes de un salario mensual, sin embargo Bolivia está en un extremo opuesto porque sólo el 49% de los jóvenes ocupados son asalariados, es decir que existe una elevada cantidad de personas como cuentapropistas.

Además se puede verificar otro rasgo en el país. “En Bolivia –dice el informe-- y varios de los países centroamericanos, como El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua, los jóvenes que trabajan sin recibir remuneración por ello (trabajadores familiares auxiliares) comprenden desde el 25% al 32% de los ocupados. Esta forma de inserción laboral duplica y hasta triplica los registros de jóvenes ocupados como cuentapropistas”.

Los jóvenes en la categoría de empleadores o patrones suman un promedio de 2%, con una mayoritaria presencia de los hombres en desmedro de las mujeres.// PIEB (BO)


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »