Las TIC reducen costes a la Sanidad, según los académicos

Las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) provocan una verdadera revolución en la forma de vivir y de relacionarnos. Uno de los ámbitos en el que esas transformaciones se manifiesta de forma más clara es en el ámbito sanitario, en el que los profesionales de la salud, los pacientes y sus familiares acceden a nuevas maneras de intercambiar información y de relacionarse.

“Comunidades virtuales, herramientas de comunicación directa e inmediata entre profesionales y pacientes y aplicaciones de todo tipo son algunos de los instrumentos que forman parte de esta realidad. Evidentemente, este nuevo panorama tecnológico ha cambiado la realidad y genera un cúmulo de interrogantes sobre el presente y el futuro”. Así lo ha asegurado el secretario de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM) y Académico de Número, el profesor Luis Pablo Rodríguez, en el marco de la Sesión Científica Extraordinaria  “Las TIC en Medicina” celebrada en la Academia, en colaboración con la Fundación Tecnología y Salud.

La salud 2.0La Medicina ha sufrido un gran avance en el último siglo gracias a la implementación y modernización de la tecnología sanitaria, que ha hecho posible por ejemplo que hoy en día se puedan realizar intervenciones quirúrgicas con el menor grado de invasión, reduciendo los riesgos y molestias para el paciente, mejorando así su calidad de vida.

Según ha explicado el director del Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Francisco del Pozo, moderador de la sesión, “las TIC ayudan a mejorar la atención sanitaria, aportando personalización e intensificación del cuidado médico del paciente”. De hecho, una de las aplicaciones con mayor potencial en la atención sanitaria es la telemedicina (prestación de servicios médicos a distancia). “La interacción online de los pacientes crónicos con los profesionales de la salud ahorra costes, ya que estos están más informados sobre su enfermedad y se adhieren mejor al tratamiento”, ha apuntado este experto.

Profesionales y pacientes 2.0

Tal y como se puso de manifiesto en la sesión, los profesionales sanitarios han sabido beneficiarse también de la implantación de las TIC. “En el terreno asistencial son innumerables las herramientas a disposición del equipo médico para el tratamiento y recuperación de los pacientes. La telemedicina y las videoconferencias se han convertido en una pieza clave a lo largo de todo el proceso de rehabilitación”, ha explicado el profesor Rodríguez.

Asimismo, según ha afirmado Francisco del Pozo, “estas herramientas también mejoran las habilidades y capacidades de los médicos, ya que les ayudan a ahorrar tiempo, pues pueden realizar su trabajo desde cualquier lugar. Asimismo, facilitan el acceso a la información médica disponible y a servicios de ayuda para la toma de decisiones, que harán posible una medicina basada en la evidencia y a estrategias de Medicina traslacional”.

Otro paso importante, al que ha contribuido internet y, más recientemente, las redes sociales, son las comunidades virtuales para temas de salud, a las que recurren pacientes y familiares para intercambiar permanentemente experiencias e información.  En este sentido, el profesor Luis Pablo Rodríguez ha apuntado que “los pacientes que llegan actualmente a las consultas son pacientes informados y activos, que ya han leído e investigado sobre su enfermedad en la Red e intercambian opiniones y experiencias a través de este canal. De este modo, podemos decir que asistimos a un paciente mucho más implicado en su enfermedad, gracias a las nuevas tecnologías en esta era de la salud 2.0”.

De hecho, los pacientes y sus familiares cuentan con una amplia oferta de aplicaciones móviles (App), desde completos programas para medir la presión arterial hasta otros que ayudan a evitar errores en la toma de la medicación. “A las Apps médicas se han ido incorporando otras plataformas de comunicación directa e inmediata entre profesionales y pacientes, abriendo un abanico de nuevas posibilidades para la renovación y mejora de las relaciones entre ambos colectivos, facilitando la educación en salud de los pacientes y el conocimiento sobre su enfermedad”, ha comentado el Académico.

Sistema sanitario sostenible y eficaz

Una de las ventajas que aporta la aplicación de las TIC al campo de la gestión sanitaria, es la posibilidad de informatizar todos los procesos administrativos y burocráticos del sistema de salud. “Aplicaciones en todas las áreas de la medicina y laboratorios, dispositivos electrónicos, software de gestión hospitalaria, historial clínico electrónico, servicios a distancia, son algunas de las aplicaciones informáticas de las que ya nos estamos beneficiando”, apunta Rodríguez.

En cuanto a su eficacia, según ha señalado Del Pozo, “estas nuevas tecnologías son eficaces siempre y cuando se integren en el sistema sanitario con criterios y conocimientos adecuados y no dupliquen los procedimientos que pretenden sustituir”. Este experto añadió que, en este nuevo escenario, el reto del profesional de salud está en “aprovechar los nuevos recursos tecnológicos disponibles, a fin de que puedan realizar su labor de una manera más eficiente, efectiva y en el menor tiempo posible”.// Redacción Médica


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »