España: Estudiar a tiempo parcial en la universidad: la alternativa para estudiantes con menos tiempo

Estudiar a tiempo parcial en la universidad es una modalidad contemplada para quienes, por razones de trabajo, familiares, personales u otras, no pueden cursar una carrera o estudios de posgrado a tiempo completo. También pueden acogerse a esta modalidad las personas con discapacidad o que acrediten una situación considerada extraordinaria.

No obstante, antes de decidirse por esta modalidad, hay que saber en qué consiste la matrícula a tiempo parcial, el número de créditos obligatorios, qué requisitos se deben cumplir y la obligación de presentar la documentación que justifique la matrícula a tiempo parcial, informa Consumer.es.

Matrícula a tiempo parcial, en qué consiste

Los estudios a tiempo parcial en la universidad son una solución para los estudiantes que, por razones de trabajo, familiares, personales u otras no pueden dedicarse a los estudios a tiempo completo.

Cada matrícula establece las características del curso vigente. Esto significa que los alumnos han de renovar cada periodo lectivo la modalidad de estudio a la que se acogerán: a tiempo completo o parcial.

La elección se especificará antes de realizar la matrícula, en la misma o después, según las normas de cada universidad.

Con frecuencia, los alumnos que realicen la matrícula ordinaria y tengan necesidad de cambiar luego de modalidad a tiempo parcial, pueden hacerlo si cumplen los requisitos establecidos para acogerse a este modelo.

Esto es así tanto en el caso de los alumnos de primer curso como en el supuesto de alumnos que no cumplían los requisitos al iniciar el proceso de matriculación, pero resultan afectados por alguna de las justificaciones consideradas.

Número de créditos obligatorios

Un aspecto destacado en los estudios a tiempo parcial es el número de créditos. Puesto que se cursan menos asignaturas, los créditos ECTS (European Credit Transfer System, Sistema Europeo de Transferencia de Créditos) de los que se matricula el alumno también son menos, si bien cada centro estipula el límite mínimo y máximo. En general, un curso académico a tiempo parcial computa como medio curso.

El Plan Bolonia reconoce esta modalidad, que ya se recogía en el Real Decreto 1393/2007, sobre enseñanzas universitarias oficiales. En este documento se regula la posibilidad de que los alumnos cursen estudios a tiempo parcial y se establece que, para ello, se les exigirá un número mínimo de créditos ECTS por periodo lectivo que permita esta opción.

Además, con el Plan Bolonia se reducen las horas de clases presenciales obligatorias y se amplían las horas de estudio, proyectos y ejercicios, por lo que los alumnos tienen más facilidad para combinar sus estudios con otras actividades.

Requisitos para matricularse a tiempo parcial

De momento, no todos los centros ni titulaciones admiten la matriculación a tiempo parcial, por lo que conviene informarse en el momento de decidir los estudios.

La Universidade da Coruña (UDC) ha sido una de las últimas en aprobar esta modalidad, que estará vigente a partir del próximo curso 2012-2013 y permitirá, entre otras cosas, que quienes se matriculen a tiempo parcial tengan preferencia al elegir el turno de una asignatura y una asistencia de carácter flexible a las clases.

Este centro establece los siguientes requisitos para los alumnos que quieren matricularse a tiempo parcial:

  • Tener hijos menores de tres años.
  • Trabajar durante el curso un periodo mínimo establecido por la universidad.
  • Tener una discapacidad física, psíquica o sensorial igual o superior al 33%.
  • Ser mayor de 45 años.Estar al cuidado de personas dependientes.
  • Desempeñar labores de representación estudiantil, de cooperación o voluntariado.
  • Ser considerado como víctima de actos de terrorismo o de violencia de género.
  • Tener la reputación de deportista de alto nivel y alto rendimiento.
  • Estar incluido en un convenio suscrito con otras universidades que contemplen esta situación, para garantizar la movilidad de los estudiantes.
  • Tener dificultades económicas para continuar los estudios, por causas sobrevenidas o imprevistas.
  • Estar matriculado a tiempo completo a la vez en otros estudios universitarios o superiores externos a la universidad.
  • Ser miembro electo o representante de los ciudadanos de alguna Administración pública.

En el caso de la Universidad de Valladolid, además de los motivos laborales, se contemplan las siguientes condiciones:

  • Tener a cargo el cuidado de un familiar hasta el segundo grado de parentesco por consanguinidad o afinidad.
  • Ser deportista de alto nivel, alto rendimiento o alto nivel universitario.
  • Tener necesidades educativas especiales.
  • Otras situaciones extraordinarias que el órgano encargado de la resolución del caso estime que son determinantes para conceder el estudio a tiempo parcial.

Estas condiciones se repiten en la mayoría de los centros que contemplan los estudios a tiempo parcial, además de reservarse cupos a personas mayores de 25 años.

En el caso de la Universidad de Córdoba, todos los estudios mantienen un mínimo del 5% para matrículas a tiempo parcial, aunque las titulaciones en las que no se cubre el 100% de las plazas ofertadas, "la Junta de Centro podrá eximir la justificación de motivos". De este modo, la petición de esta matriculación se acepta de forma automática, según indica el centro.

La Universidad de Salamanca también reserva un cupo mínimo del 5% en todas las titulaciones con límite de plazas y matiza que, de recibirse un porcentaje de solicitudes superior, el órgano encargado de resolverlas decidirá la adjudicación, que en ningún caso superará el 10% de las vacantes. Este límite no se tendrá en cuenta si quedan plazas libres en la modalidad de tiempo completo.

Presentar la documentación que justifique la matrícula a tiempo parcial

Todos los centros donde se solicite la matrícula a tiempo parcial requieren que se presenten los documentos que acrediten la justificación expuesta. La Universidad de Valladolid exige que se demuestre la circunstancia laboral razonada mediante el documento de alta en la Seguridad Social o equivalente.

La Universidad de Zaragoza añade también requisitos para cada argumento expuesto:

  • Acreditar un empleo. Tienen preferencia quienes justifiquen un empleo fijo, mientras que no se atenderán situaciones eventuales, como contratos en prácticas o becas de colaboración inferiores a un año. Hay que presentar el informe de vida laboral, contrato de trabajo y certificado de horario de trabajo; el nombramiento y certificado de estar en servicio activo, en el caso de los funcionarios; y el documento de alta en la actividad económica o el recibo del impuesto de autónomos.
  • Acreditar una razón familiar. Hay que demostrar que se tienen familiares dependientes o hijos con discapacidad a cargo o bien que se forma parte de una familia numerosa con hijos en edad escolar. No se atienden otras situaciones familiares que no se justifiquen con la documentación correspondiente.
  • Acreditar un motivo personal. Se entienden en esta circunstancia los estudiantes con un grado de discapacidad superior al 33%, que han de justificarlo.// 20 minutos

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »