Universitarios de La Paz admiten haber cometido un acto racista alguna vez

Un 45% de las universitarias y un 51% de los universitarios admiten haber actuado de forma racista alguna vez en las encuestas realizadas por las antropólogas Maya Benavides y Mariana Serrano, quienes, sin embargo, aclaran que “no se puede estigmatizar a las personas como racistas por alguna acción específica”.

El libro “Y tú, ¿de qué raza eres? La construcción social de lo racial desde una visión de las y los universitarios de la ciudad de La Paz” contiene los resultados de la investigación realizada por impulso del Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) dentro de la convocatoria “Racismo, discriminación y relaciones socioculturales en Bolivia”.

La investigación realizada por Benavides y Serrano tiene base en una encuesta aplicada a 758 jóvenes tanto de la Universidad Mayor de San Andrés y de universidades privadas. A la pregunta “¿Actuaste de forma racista?”, la respuesta afirmativa vino de un 45,33% de las mujeres y de un 51,79% de los hombres encuestados. El motivo de que más mujeres respondan mayoritariamente de manera negativa (48,27%) tiene que ver con la referencia las interacciones negativas, muchas veces vinculadas a “comportamientos que no forman parte del estereotipo de ser mujer”.

Y es que las nociones de racismo que portan los estudiantes son difusas, es más las investigadoras sugieren la necesidad de investigar “qué tipo de comportamientos dan cuenta de una persona racista”. Los estudiantes consideran que racismo es la “discriminación por raza” (tautología), marcar una diferencia (social, económica, racial, académica, estética, etcétera), rechazar a una persona de su círculo social, marcar una jerarquización social entre personas, entre otras cosas.

Las manifestaciones de racismo que detectan los entrevistados van desde los insultos, las burlas y los apodos que apelan a un rasgo físico. “Por lo tanto –dice la investigación--, los jóvenes que respondieron afirmativamente al hecho de haber cometido un acto racista pueden haberlo hecho en torno a la idea de que existe una sociedad racista y en tanto se es parte de un contexto social y es consecuente que alguna vez hayan actuado de forma racista”.

En la investigación, las antropólogas Maya Benavides y Mariana Serrano indagan a partir de la pregunta general “¿Qué razas hay en Bolivia?”. Las respuestas obtenidas fueron bastante dispersas, tanto que se identificaron más de 30 categorías expresadas por los encuestados, desde el esquema de una raza hasta los esquemas de cinco razas y de 36 etnias.

Los universitarios, mujeres y hombres, se autoidentificaron masivamente (56,99%) como población mestiza, una categoría “cómoda de identificación étnica y racial porque no estás asumiendo ninguna de las polaridades de lo que significaría ser blanco, mal visto para algunos, cargada de poderes y de estigmas en el contexto sociopolítico, ni tampoco ser indígena o afro que también tiene estigmas y cargas sociopolíticas”, dice Benavides.// PIEB


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »