Ministro admite que jefes policiales desobedecieron una orden

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, admitió ayer que las autoridades de la Universidad Policial (Unipol) desobedecieron la instrucción que impartió el 12 de abril pasado para que se dé baja a los 54 cadetes que fueron admitidos en la Academia Nacional de Policías (Anapol), presuntamente de manera irregular.

Anotó que el incumplimiento de esa orden sería incurrir en el delito de desacato, en respuesta a las insistentes peguntas de los periodistas, que aseguraron que esos jóvenes siguen pasando clases en la Facultad de Ciencias Policiales de la Anapol.

“Se emitió una instrucción, el comandante (de la Policía, general Jorge Santiesteban) también la formalizó, ahora me sorprende que gente de esa lista todavía siga estando (en Unipol), ya se debería haber efectivizado esa decisión y, si no lo hicieron, las autoridades de Unipol también tendrán que asumir su responsabilidad”, aseveró.

Los 54 cadetes que ingresaron de forma presuntamente irregular, a través de un programa piloto que habilitaba a jóvenes “interculturales”, aún pasan clases pese a la orden del Ministro de Gobierno y de una disposición del comandante de la Policía, Jorge Santiesteban, para que el plan quede sin efecto.

“Me parece muy grave, el Ministro de Gobierno se pronunció para que se deje sin efecto ese plan y se anule la participación de estos cadetes en la Universidad Policial, (aquí) hay un desacato, porque además si no se operativizó de manera inmediata una instrucción, eso da a pensar que tal vez hay algunas otras razones para impedir su materialización, eso también debería ser objeto de una investigación”, dijo.// Los Tiempos


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »