La tercera versión del Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanas reconoce a Teresa Gisbert y al CIPCA

La tercera versión del Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanas tiene ganadores: la arquitecta Teresa Gisbert Carbonell y el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), verdaderos símbolos de la producción de conocimiento en Bolivia.

A cuatro meses del lanzamiento de la convocatoria, el Jurado Calificador tomó la decisión, habiendo evaluado 13 candidaturas en la categoría “Trayectoria Intelectual” y cuatro candidaturas en la categoría “Contribución Institucional”, que pasaron a la fase final de selección.

Para ambas categorías hubo postulaciones de importantes personalidades e instituciones de amplia trayectoria, relevante contribución al pensamiento y decisivo aporte a la consolidación de las ciencias sociales y humanas.

Por otra parte, y con carácter especial, para esta tercera versión del Premio, el Jurado resolvió otorgar una Mención Honorífica al Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia, por su contribución a la sostenibilidad de la investigación en Bolivia.

“Había candidaturas realmente significativas lo que ha dado lugar a una reconsideración detallada de los trabajos hasta llegar a una decisión final”, dijo el Dr. Salvador Romero Pittari, presidente del Jurado Calificador integrado también por el Dr. Hans van den Berg, el Mgr. Reymi Ferreira y el Mgr. Gustavo Rodríguez Ostria.

El Premio fue instituido por primera vez en 2006, a iniciativa de la Fundación para la Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB). Para esta tercera versión, el Premio cuenta con el auspicio del Ministerio de Educación, el Viceministerio de Ciencia y Tecnología, la Academia Nacional de Ciencias de Bolivia, el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), el Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD), la Embajada del Reino de los Países Bajos y la Embajada de Francia.

“La gran cantidad de postulaciones muestra que el Premio tiene ya un reconocimiento entre los distintos investigadores, docentes, actores de gestión en procesos de investigación”, dijo Gustavo Rodríguez, quien destacó que el Jurado valoró la calidad de la producción de los candidatos, no la orientación de la misma.

Premio a la “Trayectoria Intelectual”

La candidatura de Teresa Gisbert fue presentada por la Academia Boliviana de la Historia y el Archivo de La Paz. Contó con el respaldo y la adhesión de 193 personas y 10 instituciones vinculadas principalmente al ámbito de la cultura.

La decisión del Jurado fue unánime y premia su trayectoria como investigadora y docente, “su contribución al desarrollo de las ciencias sociales, en la historia del arte, la arquitectura, el conocimiento y preservación del patrimonio nacional y la iconografía”.

Su labor es pionera en Bolivia y contó con el decisivo impulso de su fallecido esposo, el arquitecto José de Mesa, a quien el Jurado reconoce en su Acta Resolutiva.

La investigadora recibirá “La escultura del saber” y 25 mil bolivianos.

Premio a la “Contribución Institucional”

Con una historia de cuatro décadas y el aporte permanente al conocimiento, a la reflexión sobre las comunidades campesinas e indígenas de Bolivia, el Premio en la categoría “Contribución Institucional” es otorgado al Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), por considerar el Jurado que su trabajo ha tenido un impacto significativo en la vida del país. Esta candidatura fue presentada al Premio por la Fundación Acción Cultural Loyola (ACLO)-Sucre.

Siete importantes instituciones de La Paz, Cochabamba y Tarija apoyaron la postulación presentada por ACLO.

“Como Jurado valoramos la innovación, también el impacto que haya tenido la institución en el desarrollo mismo de la investigación y de la sociedad. Es decir, que haya sido capaz de sacudir los conocimientos que en un determinado momento tuvimos los investigadores y la sociedad sobre sí misma; abrir nuevos campos de reflexión, nuevas temáticas para entender al país”, sintetizó Rodríguez.

CIPCA recibirá “La escultura de la investigación” y 15 mil bolivianos.

Mención Honorífica

Por otro lado, el Jurado resolvió por unanimidad y con carácter especial entregar una mención honorífica al Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia, por su contribución a la sostenibilidad de la investigación en Bolivia.

Según el Acta Resolutiva, esta mención se hace en consideración a que esta centenaria institución es “un modelo para la conservación del patrimonio documental del país, de extraordinaria importancia para la actividad científica y cultural, y la preservación de la memoria nacional”.

El director del PIEB, Godofredo Sandoval, informó que por las características de la institución, el Jurado Calificador la encontró difícilmente equiparable con otro instituto o centro de investigación, y de ese modo decidió otorgarle la Mención.

Sandoval destacó también la calidad del Jurado, integrado por personalidades de la investigación nacional, con “meritos académicos e incidencia en el pensamiento boliviano, verdaderas autoridades del quehacer intelectual y académico del país”.

Por su parte, el presidente del Jurado recordó que este Premio es el único que reconoce la labor de investigación en Bolivia. “Ahora la gente sabe que hay un premio para las ciencias sociales y humanas, ojalá se empoderen y que trabajen para ser merecedores”, dijo.

La ceremonia de entrega del Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanas, tercera versión, se desarrollará en el mes de noviembre en la ciudad de La Paz, en un acto público que ha de materializar la continuidad de este reconocimiento, el primero que se instituye en Bolivia para premiar a la investigación y producción intelectual.// PIEB


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »