La Paz: Tres novelas bolivianas clásicas son las más pedidas en la Biblioteca Municipal

Con las tapas desgastadas y las páginas amarillentas, los pocos ejemplares de las novelas Raza de Bronce, La Chaskañawi y La niña de sus ojos son las obras nacionales más consultadas entre los 30.000 libros que guarda la Biblioteca Municipal de La Paz.

“Estos clásicos de la literatura boliviana son los más solicitados, sobre todo por los estudiantes de colegio”, dice Nelson Antezana, director del repositorio.

De la novela Raza de Bronce, de Alcides Arguedas, hay sólo cuatro ejemplares -todos muy desgastados-, insuficientes para colmar la gran demanda.

Las tapas de los dos ejemplares de La niña de sus ojos, de Antonio Díaz Villamil, están descoloridas, arrugadas y tienen las puntas dobladas. Lo mismo sucede con la famosa novela La Chaskañawi, de Carlos Medinacelli.

Antezana explica que el excesivo uso de estos libros provoca un rápido deterioro y advierte que “lo peor es que muchas de estas obras no se han reeditado desde hace varios años, pese a que todo el mundo sabe que están en la currícula oficial de educación”.

El año pasado, Plural Editores sacó una nueva edición de la novela Juan de la Rosa, de Nataniel Aguirre, que también es una de las más demandadas, “aunque ya no como antes -explica el funcionario-, pues se ve que muchos aprovecharon para adquirir esa edición”.

En cuanto a literatura boliviana, otros libros ampliamente solicitados son Biografías de la literatura boliviana, de Augusto Guzmán; Obras completas, de Humberto Vásquez Machicado; Los documentos para la historia de la revolución de 1809, de Carlos Ponce Sanjinés y Raúl García, y el libro Historia de Bolivia, de Carlos Mesa, José de Mesa y Teresa Gisbert.

En una jornada habitual, la Biblioteca Municipal recibe entre 900 y 1.000 visitantes, según calcula Roberto Zeballos, uno de los bibliotecólogos.

El repositorio tiene una sala de obras nacionales, otra de materias generales, una infantil y otra que guarda los libros patrimoniales. Otro de sus espacios es la hemeroteca, que guarda publicaciones desde 1844.

Zeballos explica que hay una gran demanda de los textos clásicos de todas las materias y que los estudiantes de colegio solicitan los libros de estudio de las editoriales La Hoguera, La Siembra y Ediciones Bruño.

Otro sector de la población que frecuenta la biblioteca es el universitario, que demanda libros de filosofía, medicina y psicología, entre otros.

Los más requeridos son las Obras Completas de Aristóteles y Platón. También piden la colección especializada en psicoanálisis de Freud.

En el caso de la literatura, las más solicitadas son las obras de escritores latinoamericanos clásicos, como Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa.

En literatura clásica hay colecciones de autores rusos, alemanas, españoles, pero son poco demandados en la sala.

En la sala nacional hay obras de literatura, geografía, historia y una gran variedad de disciplinas escritas por autores bolivianos y que tratan temáticas relacionadas al país.

En la sala general, que alberga obras de autores de todas partes de mundo, hay material bibliográfico especializado en disciplinas de historia universal, biología, física, química, filosofía, entre otros.

“Algunos son ejemplares únicos y son muy valiosos”, dice Antezana, quien explica que la biblioteca se provee de material bibliográfico de dos formas: adquisiciones y donaciones.

Una vez al año, los empleados de la Biblioteca Municipal hacen un inventario de todo el material bibliográfico, y de acuerdo con los resultados compran los libros requeridos y además adquieren las nuevas publicaciones nacionales.

Pero a veces no pueden comprar las obras más demandas porque ya no son editadas en el mercado editorial. En ese caso, su único recurso es restaurar los libros desgastados y en su mayoría se encargan de empastarlos con tapas hechas de cuero.// Página Siete


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »