Más de 300.000 jóvenes comienzan los trámites para matricularse en la universidad

Universidad Complutense

Los más de 300.000 jóvenes aspirantes a ingresar el próximo curso en los estudios superiores deben iniciar en pocos días los procedimientos administrativos para matricularse en la universidad.

Primero deben elegir con criterio los estudios a los que desean acceder, después solicitar la plaza y, si se la conceden, finalizar con la formalización de la matrícula. Pero tampoco deben olvidar calcular los costes que supondrá el año académico y las posibles ayudas que pueden obtener.

Elegir la titulación

Las universidades españolas ofertan para el próximo curso 2011-2012 un total de 330.621 plazas de nuevo ingreso en cerca de 3.000 titulaciones de grado. El primer paso que deben dar los estudiantes que quieran acceder a los estudios superiores es elegir entre esta extensa oferta el título que más se adapte a sus intereses, ubicación, aptitudes y, por supuesto, a sus posibilidades de acceso.

Es recomendable que el futuro alumno elabore en primer lugar un listado con las titulaciones preferentes, señale en cada una de ellas las universidades y centros donde están disponibles y seleccione aquellos que por su localización geográfica o titularidad (pública o privada) pueden entrar dentro de sus opciones.

Junto con cada título, si tiene límite de admisión, es importante reseñar también la nota de corte establecida por cada universidad, para tener una primera aproximación a las posibilidades reales que tiene de ser admitido, en función de la calificación de acceso a los estudios superiores que haya obtenido tras la realización de la selectividad. Con este listado, el estudiante puede descartar las titulaciones en las que su nota se aleje mucho de la establecida, aunque debe tener en cuenta que la nota de corte se refiere al curso anterior y, por tanto, puede variar en el actual.

Solicitar plaza

Una vez seleccionadas las titulaciones a las que se desea acceder, el estudiante debe formalizar la preinscripción universitaria en los distritos que correspondan a los centros de estudio, en los plazos establecidos en cada uno de ellos.

En las solicitudes, los alumnos pueden marcar por orden de preferencia los distintos títulos elegidos (hasta el límite que determine cada distrito). El estudiante debe poner siempre en los primeros puestos de las prioridades los estudios que más le interesan, aunque crea que su nota de admisión no será suficiente, porque la asignación de plazas siempre se vincula con este criterio.

Si no forma parte de la lista de admitidos en sus primeras opciones y obtiene vacante en otras de las marcadas, puede optar a la inscripción en las listas de espera y conseguir una plaza en caso de que al final del proceso quede alguna vacante, pero nunca podrá entrar en las listas de reserva de las titulaciones que tengan un nivel de preferencia inferior al del título en el que ha sido admitido.

Formalizar la matrícula

Después de publicarse las listas de adjudicación de plazas, las universidades abren el plazo para matricularse en los estudios en los que se ha obtenido vacante.

Si no se cumplen estos plazos, el alumno puede perder la plaza asignada. Los estudiantes que no hayan sido admitidos en sus primeras opciones pueden optar por mantenerse en las listas de espera y estar pendientes de las siguientes asignaciones de plaza o matricularse de forma provisional en los estudios en los que han obtenido una vacante (sin renunciar a la lista de espera) para no perder el derecho a ingresar en ellos si al final no consiguen acceder a las titulaciones preferentes.

Calcular los costes

Según los datos oficiales del Ministerio de Educación, el coste medio el pasado año académico de un curso completo en las universidades públicas fue de 878 euros, aunque esta cifra puede variar de forma significativa en función de la autonomía en la que esté radicada la universidad y el grado de experimentalidad de la titulación elegida.

El precio público de las tasas académicas (créditos) es fijado cada año por las diferentes comunidades, que respetan los límites máximo y mínimo que marca la Conferencia General de Política Universitaria. Para el próximo año, este organismo establece que los precios para estudios de grado aumentarán un mínimo del 3,6%, aunque las autonomías pueden incrementar hasta cuatro puntos este porcentaje.

En el momento de calcular el coste total del curso, el estudiante debe multiplicar el número total de créditos en el que se va a matricular por el precio marcado para esa titulación.

Verificar las ayudas

Antes de cerrar el procedimiento de matriculación, el estudiante debe verificar si se puede beneficiar de alguna de las reducciones o exenciones en el coste de los servicios académicos que establecen las diferentes universidades de nuestro país para determinados grupos:

  • Familias numerosas: 50% de descuento en el precio de la matrícula para los de categoría general y gratuita para los de categoría especial.
  • Huérfanos de guerra o de funcionarios fallecidos en acto de servicio y víctimas de terrorismo: exención total del coste de los servicios académicos.
  • Estudiantes con discapacidad: una discapacidad igual o superior al 33% libera del pago de la matrícula universitaria.
  • Matrícula de honor: si ha obtenido matrícula de honor en la nota final de Bachillerato o ha obtenido el Premio Extraordinario de Bachillerato puede beneficiarse de matrícula gratuita en el primer curso de los estudios.

20minutos.es


Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »